Cuestión de Gustos

O eso es al menos la conclusión que yo saco después de leer la primera contribución el GM británico Jonathan Rowson en Chesspublishing.com

Aunque el sitio es para suscriptores, pueden leer el texto que les traduciré amablemente en la actualización de Diciembre de 2008 de las aperturas de flanco.

Hasta el mes pasado, el IM John Watson era el encargado de esta sección, pero le toma el relevo el GM Rowson.

Y nos cuenta brevemente que tipos de repertorios de aperturas ha ido utilizando a lo largo de su carrera.

Tomando las palabras del GM Rowson nos explica:

"Fui un jugador de 1.e4 hasta que llegué a ser IM (Maestro Internacional).Luego jugaba 1.e4, 1.d4, 1.c4 y 1.Nf3 en el proceso de conseguir el título de GM (Gran Maestro). En ese tiempo, fui capaz de conseguir un mejor conocimiento estratégico del ajedrez a costa de mucho trabajo teórico.

Al conseguir el título de GM, volví a jugar nuevamente 1.e4 hasta que mi ELO se estabilizó por encima de 2550 y descubrí que me sentía vacio al abrir de peón de rey, y fue el momento de volver a cambiar a 1.d4 y profundizar el repertorio en los sistemas derivados del peón de dama, este nuevo cambio de repertorio me ha servido para alcanzar una fuerza de alrededor de 2600 puntos ELO, al menos en servidores de internet.

Como los tiempos siguen cambiando, en mis ultimas partidas he empezado a utilizar otras aperturas de flanco (sobre todo 1.c4), ya que me sentia cansado de jugar el peón de dama y sentía que era el momento de adquirir nuevas ideas."

De modo que como suscriptor de chesspublishing.com voy a tener la oportunidad de ver como un GM forma sus impresiones sobre un grupo de aperturas (en este caso el complejo derivado de 1.c4), y tratar de aprender algo que compartiré con ustedes amigos lectores.

Con frecuencia, este proceso de formación de opiniones lleva consigo una revisión de partidas antiguas, que recobran su sentido a la luz de la práctica más reciente y a veces, significa mirar las líneas teóricas con otros ojos, y encontrar nuevas ideas que son realmente mejores que las recomendadas, al menos para el jugador en concreto.

La propuesta me parece realmente interesante, así que compartiré con ustedes mis impresiones y lo que realmente aprenda en los próximos meses.

Esto no es nada nuevo, y casi todos los jugadores lo saben.

Los antiguos entrenadores soviéticos recomendaban a sus jugadores prácticar feroces gambitos (con blancas y negras) para mejorar su juego combinativo, y luego tras ser autenticos jugadores de ataque, sedientos de sangre, empezar a pensar en estrategía y planes para conseguir realizar pequeñas ventajas y ser capaz de materializarlas en partidas ganadas.

Está claro que abrir con el peón de rey permite juegos más abiertos y con más táctica involucrada, sobre todo si entregas material por movilidad.

En mi practica personal, las cosas no han ido así, ya que yo era razonablemente bueno jugando posiciones más cerradas y lentas, y conseguía ganar partidas en finales en los que superaba a mis rivales.

Así, abriendo con d4 y jugando esquemas del gambito de dama, sacaba pronto a mis rivales del libro, y podía demostrar mi superioridad estratégica y mi mayor trabajo en finales.

Pero mi capacidad táctica nunca se desarrollo lo suficiente, y es algo que tengo que solucionar si quiero mejorar en mi juego.

Así que ahora, a mis años, tengo que trabajar mi punto más débil que es la táctica, pero bueno creo que voy por buen camino y como dicen los filosofos orientales, conocer nuestros defectos es el primer paso para corregirlos.

Un saludo,

Plumas Envenenedas

2 comentarios:

Roi Reinaldo dijo...

Las palabras de Rowson realmente describen mi opinión de lo que deben ser las aperturas.

Una cosa diferente es aprender teoría (o como en mi tierra dicen "chapar jugadas"). Otra cosa diferente es aprender ajedrez.

Rowson cambiando de repertorio fue aprendiendo ajedrez, y a medida que iba subiendo de nivel tenía que adaptar sus aperturas en función del nivel al que se enfrentaba.

Para llegar a MI y ganarle a diferentes "maestrillos, 2300 y 2200, el mejor estilo a escoger es el agresivo (de ahí 1.e4). Entre 2400 y 2500 utilizó la fórmula de: "Contra estos hago e4 y contra estos juego más sólido". Cuando ya llegó a GM ya había madurado, y al igual que se dice que todos terminamos bebiendo whisky (tras pasar por innumerables licores empalagosos), practicamente todos los GMs terminan jugando sólido, sobretodo a partir de los 30 años.

Un saludo

Plumas Envenenadas dijo...

Gracias Sr. Reinaldo por su amable contribución a nuestro blog.

Para los que no le conozcan, Roi Reinaldo es un fuerte MI gallego, que además organiza torneos, y es entrenador personal.

Y por si sus bondades ajedrecisticas no fueran suficientes, es una excelente persona.

Un saludo,

Plumas Envenenadas