Estudiando Aperturas para Jugadores Noveles

En el foro de chesspubs, uno de los usuarios ha hecho una pregunta bastante interesante:

¿Existe algún orden en el que un jugador debe estudiar las aperturas?



Lógicamente, la respuesta es complicada ya que los entrenadores de la vieja escuela no recomiendan aperturas concretas si no esquemas de apertura.

Por ejemplo, recuerdo haber leído muchos años atrás a un fortísimo jugador como Paul Keres recomendar a todos los jugadores en etapa formativa, sobre todo escolares, en jugar gambitos tanto con blancas como con negras, pero gambitos reales, no el gambito de dama.

El mismo durante su etapa formativa jugaba el gambito de rey con blancas, y algunos gambitos agresivos con las negras (1.d4 d5 2.c4 e5!?)

La ventaja de jugar estos gambitos es desarrollar un sentimiento entre el balance del material, los tiempos y la iniciativa.

Estoy pensando en gambitos clásicos de desarrollo como el gambito de rey, el gambito evans en la apertura italiana y demás gambitos similares, en los que se sacrifica un peón (o incluso dos) para conseguir una gran ventaja de desarrollo y poder atacar al rey contrario.

Además, se conseguirá agudizar el sentido táctico de las posiciones, y el reconocimiento de pautas que pueden servirte en otro tipo de posiciones.

Otro grupo de aperturas que es necesario dominar son las que derivan de un Peón de Dama Aislado (Isolated Queen Pawn en la nomenclatura inglesa).

Hay que ser capaces de dominar esta estructura de peones desde ambos lados del tablero, aprendiendo como utilizar el IQP para incrementar tu actividad y también como destruirlo si lo posee el rival.

Otro tipo de posiciones típicas son las que derivan de enroques en el flanco opuesto, ya que en ese tipo de posiciones, un tiempo de ventaja en el ataque puede ser decisivo.

Estos tres grupos de aperturas (o grupos de temas de aperturas) suelen conducir a la mayor parte de los temas tácticos importantes, por lo que si dominas estos tres grupos de aperturas vas a tener un gran trabajo táctico realizado.

Hasta la próxima entrega.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Conciso,breve y bien explicado,
Saludos

Felipe dijo...

Hola buenas.Mi experiencia personal me dice a ese comentario que no hay un orden.Yo me inicié con 1.d4 y con el Gambito de dama.Normalmente se suele decir que se comience (al menos cuando eres joven o iniciado) con 1.e4 para jugar gambitos y partidas abiertas, pero a mí no me gustaba jugar tan abierto y me resultaba más sencillo jugar posiciones cerradas.También con el material de que disponía (un par de libros uno de ellos "Maestro contra amateur" de Max Euwe) me era complicado jugar otra cosa que no fuera el Gambito de Dama.Como además mis resultados eran buenos (al menos contra la gente que jugaba en el instituto) ya fuera porque les resultaba dificil enfrentarse a mi 1.d4 o porque no jugaban demasiado, no se me pasó por la cabeza el cambiar ni jugar más abierto hasta más tarde cuando ya por razones personales decidí dedicar mi tiempo libre a jugar al futbol sala, a correr y a descansar después de seis días de trabajo, que a progresar en ajedrez.
Aquí cada maestrillo...
Saludos.

Plumas Envenenadas dijo...

Gracias por vuestros aportes Anónimo y Felipe.

Las posiciones derivadas del gambito de dama enseñan mucho ajedrez, y de hecho muchas posiciones con el peón de dama aislado vienen del gambito de dama.

En mis años de ajedrez escolar, yo también jugaba el gambito de dama, y me encantaba que mis rivales tomaran el gambito para recuperar ese peón mediante 3.e4 y la expansión de peones del ala de dama.

Sin embargo, al no haber hecho los deberes en cuanto a táctica se refiere, y sentirme muy cómodo jugando posiciones menos abiertas y con menos tácticas, he perdido unos años formativos muy buenos y me veo a mis años con grandes carencias combinativas que estoy tratando de remediar ahora a mi mediana edad.

Felipe dijo...

Hola buenas.La verdad es que sí que el Gambito de Dama enseña mucho y buen ajedrez y también mucha táctica.Mi variante preferida en ajedrez es la enormemente compleja variante Botvinnik de la Semieslava la cual aunque nunca he llegado a profundizar en ella si es cierto que me he tirado horas intentando bucear en sus secretos ya que las posiciones que ofrece dan para mucho.En el Gambito de dama aceptado jugaba la variante clásica con la cual gané un par de partidas y nunca me dió por mirar una variante como 3.e4 que Karpov manejaba como nadie.Ahora gracias a que conozco mejor varias posiciones me "atrevo" a jugar 1.e4 y uso líneas conocidas de corte clásico simplemente para disfrutar del ajedrez aunque cuando veo una variante Botvinnik de la Semieslava (que parece estar de nuevo de moda) como la del otro día entre Nakamura y Smeets no puedo evitar analizarla de nuevo y es que uno no puede resistirse a determinados "encantos" ajedrecísticos.
Saludos

ajedrezentrenador dijo...

Estimado Felipe, con todo el respeto que usted, como comentarista me merece, quisiera saber cuál es su Elo...